El Zumbido en la Terapia de Sonido

Anton Sheikh-Fedorenko
¿Has escuchado alguna vez una canción o música que te haya hecho sentir mejor? Pues si la respuesta es que sí, entonces ya sabrás de sobra los beneficios del sonido para la salud humana. La terapia de sonido, a menudo denominada curación con sonido, se lleva utilizando desde hace siglos para ayudar a tratar muchas dolencias. Por ejemplo, ya en la antigua civilización griega se utilizaba la música como un método para tratar los trastornos mentales y, a lo largo de la historia, el sonido se ha usado para mejorar la productividad y creatividad de las personas, así como para subir la moral. Hoy en día, hay muchas personas que recurren a la terapia con sonido como un medio para ayudar a cuidar la salud física, emocional y psicológica. Pues bien, ¿Qué es exactamente la sanación con sonido? Consiste en el uso de sonido con frecuencias específicas para mejorar la salud. Por ejemplo, diferentes frecuencias de sonido pueden estimular la producción celular de óxido nítrico, un vasodilatador que dilata los vasos sanguíneos y, por lo tanto, aumenta el flujo sanguíneo y reduce la presión arterial. Vamos a analizar ahora algunas formas de curación con el sonido y sus efectos en el cuerpo.

Terapia Musical


La musicoterapia es una de las formas más comunes de sanación con sonido que se utiliza para cuidar tanto la salud física como mental. De hecho, se han publicado muchos estudios que abalan el uso de la música como herramienta para ayudar a controlar y tratar diversos trastornos y afecciones como la ansiedad, depresión, demencia y trastorno del espectro del autismo. Es más, los estudios han encontrado que la música parece activar selectivamente los sistemas neuroquímicos y determinadas estructuras cerebrales relacionadas con los estados de bienestar, regulación de las emociones y atención de una manera que da lugar a cambios altamente beneficiosos para el organismo. Por su parte, una revisión de 2013 analizó cientos de estudios que investigaban el efecto de la música en el cerebro y encontró que, en general, la música mejora la función del sistema inmunológico del cuerpo y reduce los niveles de estrés. [1] 

Terapia Vibroacústica


Además de la musicoterapia, existen otras formas de sanación con sonido. Una forma es un tratamiento de vibración basado en el sonido conocido como terapia vibroacústica (VAT), la cual emplea ondas sonoras de baja frecuencia para producir vibraciones mecánicas que, aplicadas directamente sobre el cuerpo, pueden penetrar hasta el nivel celular y ayudar a controlar el dolor, mejora la movilidad, reducir la rigidez muscular y estimular la circulación sanguínea. Un estudio piloto de 2018 encontró que los pacientes con dolor de espalda crónico presentaban menos dolor y mejores habilidades funcionales después de un período de tratamiento de cuatro meses que incluía estimulación con ondas sonoras de baja frecuencia (entre 16-160 Hz) a través de ambas manos y pies. [2]

Frecuencias de Solfeggio


Otra forma de curación sonora son las frecuencias de Solfeggio, siendo éstos tonos musicales electromagnéticos que se cree que estimulan la curación profunda del organismo. Asociado durante mucho tiempo con la música de meditación, cada frecuencia de este tipo tiene un propósito distinto y equilibra la energía del cuerpo. Entre algunos ejemplos de frecuencias de Solfeggio y sus posibles beneficios se incluyen:

174 Hz – Alivia el dolor y la tensión (anestésico natural)
396 Hz – Libera la sensación de miedo y culpabilidad
417 Hz – Libera la negativa y los traumas del pasado
528 Hz – Estimula la claridad mental, paz y reparación del ADN
639 Hz – Reconecta y equilibra las relaciones personales
741 Hz – Mejora la capacidad de resolución de problemas y estabilidad emocional
852 Hz – Potencia el equilibrio con el universo y uno mismo (intuición del despertar)
936 Hz – Estimula la sensación de unidad

Las investigaciones científicas sobre los efectos de las frecuencias de Solfeggio en la salud son aún primarias y necesitan más tiempo. Sin embargo, en un estudio japonés de 2018, los autores observaron el efecto de la frecuencia de 528 Hz en el sistema endocrino y el sistema nervioso autónomo. De hecho, los resultados sugirieron que la frecuencia de 528 Hz provocó un fuerte efecto reductor del estrés, incluso después de solo cinco minutos de exposición. [3] Además, el estudio también mostró que la música de diferentes frecuencias producía diferentes efectos en el sistema endocrino. [3] Este estudio es uno de los primeros que proporciona evidencia científica que abala el uso de frecuencias Solfeggio como una forma de terapia de sonido.

Latidos Binaurales o Sincronización Cerebral


Un tipo diferente de sanación por sonido que actualmente está escalando posiciones en las plataformas principales, especialmente para ayudar con el estrés, la ansiedad y la función cognitiva, se basa en el concepto de "latidos binaurales" o "sincronización cerebral", y la cual plantea la hipótesis de que escuchar ciertas frecuencias puede ayuda a sincronizar las ondas cerebrales para lograr estados profundos de relajación, lo que en consecuencia ayudaría a restaurar las frecuencias vibratorias normales de las células de nuestro cuerpo. Los latidos binaurales fueron descubiertos por primera vez en 1839 por Heinrich Wilhelm Dove. Sin embargo, no fue hasta 1973 cuando el Dr. Gerald Oster, un biofísico, publicó un artículo en el Scientific American titulado “Auditory Beats in the Brain” y el cual ofrecía nuevos conocimientos sobre este fenómeno. Los latidos binaurales pueden considerarse una ilusión auditiva; es decir, en pocas palabras, cuando se reproducen dos tonos ligeramente diferentes en cada oído por separado (a través de auriculares), la diferencia absoluta entre los tonos se percibe como un nuevo tono llamado latido binaural. Este latido binaural introduce una nueva frecuencia en el cerebro, en la que las ondas cerebrales se ven obligadas a sincronizarse con él; por lo tanto, la frecuencia se puede utilizar para "piratear" las ondas cerebrales normales y así cambiar el estado de conciencia y alerta y estimular la curación. Por ejemplo, los latidos binaurales se pueden usar para reducir los estados de ondas cerebrales beta (es decir, conciencia normal de vigilia) a alfa (estado relajado) a theta (relajación / meditación profunda) e incluso delta (estado de sueño profundo donde el alivio del dolor y la curación interna ocurre). En cambio, también puede darse el efecto contrario, es decir, los latidos binaurales también pueden aumentar los estados de ondas cerebrales a gamma, siendo éste un estado de cognición de alto nivel donde se produce el recuerdo de la memoria y la conciencia máxima (Fig. 1).

Fig. 1. Estados de Ondas Cerebrales y Actividad Relacionada.



Los estudios han demostrado que escuchar los latidos binaurales tiene varios beneficios, como aumentar la concentración en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) [4], reducir el estrés en pacientes sometidos a cirugía [5], mejorar el sueño [6], ayudar a la cognición [ 7], tratar la ansiedad [7,8], reducir el dolor crónico [7,9] y modular el estado de ánimo [10].  Este IC demuestra cómo suenan los ritmos binaurales.

Aunque la ciencia todavía se está poniendo al día para comprender el mecanismo detrás de cómo cura el sonido, hay muchos estudios prometedores que muestran los efectos positivos para la salud de varias formas de terapias con sonido y, por lo tanto, la curación con sonido es una gran adición al conjunto de herramientas terapéuticas de cualquier persona.

¿Tienes interés en probar ICs Audibles? Recientemente hemos añadido más información en Infopathy - Haz click aquí para saber más. Para usar las señales audibles, descubra el último Metodo 4 que hemos añadido. Después de probarlo, por favor comparta su experiencia con nosotros rellenando el siguiente formulario de opinión.

Referencias

1. Chandra, M. L. and Levitin, D. J. The neurochemistry of music. Trends in cognitive sciences 2013, 17, 179. DOI: 10.1016/j.tics.2013.02.0
2. Lim, E. et al. Treatment of chronic back pain using indirect vibroacoustic therapy: a pilot study. J Back Musculoskelet Rehabil. 2018, 31, 1041. DOI: 10.3233/BMR-171042
3. Akimoto, K. et al. Effect of 528 Hz music on the endocrine system and autonomic nervous system. Health 2018, 10, 1159. DOI: 10.4236/health.2018.109088
4. Kennel, S et al. Pilot feasibility study of binaural auditory beats for reducing symptoms of inattention in children and adolescents with attention-deficit/hyperactivity disorder. J Pediatr Nurs 2010, 25, 3. DOI: 10.1016/j.pedn.2008.06.010
5. Padmanabhan, R., Hildreth, A. J., and Laws, D. A prospective, randomized, controlled study examining binaural beat audio and pre-operative anxiety in patients undergoing general anesthesia for day case surgery. Anesthesia 2005, 60, 874. DOI: 10.1111/j.1365-2044.2005.04287.x
6. Abeln, V. et al. Brainwave entrainment for better sleep and post-sleep state of young elite soccer players - a pilot study. Eur J Sport Sci 2014, 14, 393. DOI: 10.1080/17461391.2013.819384
7. Garcia-Argibay, M., Santed, M.A. & Reales, J.M. Efficacy of binaural auditory beats in cognition, anxiety, and pain perception: a meta-analysis. Psychological Research 2019, 83, 357. DOI: https://doi.org/10.1007/s00426-018-1066-8
8. Le Scouarnec, R. P. et al. Use of binaural beat tapes for treatment of anxiety: a pilot study of tape preference and outcomes. Altern Ther Health Med. 2001, 7, 58.
9. Zampi, D. D. Efficacy of theta binaural beats for the treatment of chronic pain. Altern Ther Health Med. 2016, 22, 32.
10. Wahbeh, H., Calabrese, C., Zwickey, H. Binaural beat technology in humans: a pilot study to assess psychologic and physiologic effects. J Altern Complement Med. 2007, 13, 25. DOI: 10.1089/acm.2006.6196
3
5708


SJ
Sep 25, 2021
¿Puedo usar auriculares Bluetooth cuando utilizo la terapia de sonido?
Mostrar original
SEOKYONG JI, sí, puedes usar auriculares Bluetooth.
Mostrar original
MZ
May 09, 2020
MIS ELOGIOS PERSONALES PARA USTED Y SU EQUIPO. LO QUE ESTÁS HACIENDO ES INCREÍBLE Y UNIRÁ A TODOS A LOS PRÓXIMOS PASOS DE LA EVOLUCIÓN. MUCHAS GRACIAS Y MANTÉNGASE EN CONTACTO. MAX ZANCHI
Mostrar original
¡¡Muchas gracias Max por tu apoyo !!
Mostrar original