Prácticas Curativas Alternativas Populares- Parte 2 de 2

Anton SF
En unos tiempos en los que recurrimos cada vez con más frecuencia a métodos de curación holísticos, es importante comprender los conceptos básicos y beneficios de las diversas prácticas de curación alternativas de las que disponemos en la actualidad. Esta es una publicación de dos partes en las que analizaremos brevemente las prácticas curativas alternativas más conocidas de hoy en día. La primera publicación se centró en la Medicina Tradicional China, la Medicina Energética, la Aromaterapia y las Esencias de Flores de Bach y en esta segundo, hablaremos de la meditación, el yoga, el ayurveda y la homeopatía. Aunque se trata de técnicas muy diferentes entre ellas, es importante destacar que todas ellas promueven la autocuración.

¡Espero que lo disfrutes!

Meditación


-



La meditación y sus diferentes prácticas tanto para la mente como para el cuerpo, como por ejemplo el yoga, se han estudiado cada vez con más frecuencia durante los últimos 30 años por su potencial curativo como terapias alternativas para reducir el estrés y mejorar la salud. Entonces ¿Qué es la meditación? Pues bien, en esencia se trata de una práctica en la que uno se relaja y concentra para aumentar la conciencia del momento presente. De hecho, la meditación ha formado parte de muchas culturas durante miles de años, hasta tal punto que hay arqueólogos que han encontrado imágenes de personas sentadas en posturas de meditación en la civilización del valle del Indo, las cuales datan aproximadamente del 5000-3000 a. C. En la actualidad, millones de personas en todo el mundo meditan y con su práctica regular se pueden conseguir numerosos beneficios para la salud, tanto fisiológicos y psicológicos, entre los cuales se incluyen su capacidad para: mejorar el flujo de aire en los pulmones, aumentar los niveles de energía, disminuir la presión arterial, reducir la tensión muscular, aliviar el dolor, mejorar la percepción, mejorar la salud mental y emocional, reducir la ansiedad y el estrés, ayudar a conciliar el sueño, reducir las preocupaciones, aumentar la concentración o disminuir la sensación de miedo entre muchos otros. Durante la meditación, el cuerpo físico entra en un estado de profunda relajación muscular mientras la persona permanece despierta. Además, el Dalai Lama afirmó que a través de la meditación las personas pueden entrenar sus mentes para alejar los pensamientos negativos y generar y reforzar los pensamientos positivos. La meditación parece funcionar al afectar el sistema nervioso autónomo del cerebro, el cual regula muchos órganos y músculos que controlan funciones como los latidos del corazón, la respiración y la digestión. Curiosamente, la meditación fue una de las primeras prácticas de mente y cuerpo adoptadas por los principales proveedores de atención médica. Con todo esto ¿Cómo se medita? Existen muchas técnicas de meditación, pero las más comunes son la respiración profunda, concentrándose en el cuerpo, la meditación caminando, la meditación consciente y la meditación trascendental.


Yoga


-


El yoga se remonta a la India de hace 5000 años y consiste en una filosofía basada en la creación de armonía entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Fomenta el equilibrio mental, promueve el flujo de energía en todo el cuerpo y mejora la fuerza física, la resistencia y la salud. No es de extrañar que haya millones de personas en todo el mundo que incorporen el Yoga en sus estilos de vida. De hecho, hay muchos tipos de Yoga; sin embargo, el Hatha Yoga (el yoga de la disciplina física) es el que se practica más comúnmente en Occidente. Por su parte, el Hatha Yoga le permite a uno ganar control sobre su cuerpo mediante la realización de posturas (asanas) y mediante el control de la respiración (pranayama). Una vez que se maneja el cuerpo, la persona puede centrar su atención en el control de su mente por medio de la meditación. Así pues, hay muchos beneficios relacionados con la práctica del yoga  y entre los cuales se incluyen su capacidad para mejorar la flexibilidad, la resistencia y la concentración, aumentar la conciencia del cuerpo, mejorar los procesos de digestión y eliminación, ayudar a reducir el exceso de grasa, mejorar la postura, construir una actitud positiva y feliz y mejorar la circulación y el tono de la piel.


Ayurveda


-



E, Ayurveda, o la ciencia de la vida, es un sistema de salud holístico y natural que se originó en la India hace más de 5000 años. Considerado por algunos como el sistema médico más antiguo del mundo, las enseñanzas de Ayurveda son prácticamente atemporales. Con todo esto, la filosofía del Ayurveda es la mejorar la salud por medio de técnicas que cuidan el cuerpo, la mente, el espíritu y el medio ambiente. El Ayurveda evalúa el estado del ser y del mundo natural en términos de tres fuerzas bioenergéticas básicas o doshas. Los doshas son Vata (una combinación de los elementos éter y aire), pitta (una combinación de los elementos fuego y agua) y Kapha (ambos elementos agua y tierra). Cada individuo tiene un cuerpo único basado en una combinación de estos tres doshas y sgún el Ayurveda, la salud es el resultado de la armonía a nivel de la mente, el cuerpo y el espíritu y es importante mantener un equilibrio doshico óptimo. Además, las enseñanzas del Ayurveda promueven técnicas en las que el cuerpo puede apoyar su propia curación y recuperarse lo suficiente como para evitar que los síntomas vuelvan a ocurrir y evitar el desarrollo de enfermedades a través de los nutrientes adecuados (incluidos los remedios herbales), la dieta y los ejercicios de cuerpo y mente. De hecho, el Yoga se considera una parte importante del Ayurveda.


Homeopatía


-


La homeopatía fue fundada en 1796 por el Dr. Samuel Hahnemann y evalúa a la persona en su totalidad teniendo en cuenta los síntomas físicos, emocionales y mentales. Se basa en el principio de que "lo similar cura lo similar". Pues bien ¿Qué significa esto? Pues simplemente quiere decir que una persona que padece síntomas puede ser tratada con remedios que consisten en una sustancia (como mineral, animal o vegetal) y la cual puede producir los mismos síntomas en una persona sana. Estos remedios homeopáticos contienen una cantidad infinitesimal de la sustancia ya que a grandes dosis pueden ser tóxicas. Entonces, al exponer al cuerpo a la sustancia, se desencadena la respuesta curativa del cuerpo, lo cual estimula la capacidad innata del organismo para curarse y regenerarse a sí mismo. Según el Instituto de Investigación de Homeopatía, más de 200 millones de personas usan la homeopatía con regularidad en todo el mundo y, de hecho, esta aparece en los sistemas nacionales de salud de varios países, entre los que se incluyen Brasil, India, Chile, Suiza y el Reino Unido.

Los ICs pueden considerarse como el siguiente paso de la homeopatía del siglo XXI. De hecho, los ICs actúan estimulando las propias capacidades curativas del organismo y es perfectamente posible transferir los ICs al agua para después consumir esta agua, entregar la información al cuerpo y así estimular la autosanación del mismo.
3
15094

Prácticas Curativas Alternativas Populares- Parte 2 de 2
Replies
Show modal