Nikolai P. Kravkov: Influencia Informativa de los Agentes Farmacológicos en los Tejidos Biológicos

Anton SF
En el año 1922, no había ordenadores ni Internet, e incluso aún no se habían descubierto el ADN y la penicilina. Era una época en la que la gente seguía viendo películas sin sonido. Sin embargo, fue durante ese tiempo en el que un destacado farmacólogo ruso, el Dr. Nikolai Pavlovich Kravkov (el fundador de la Escuela Científica Rusa de Farmacología), estudiaba los fenómenos relacionados con los ICs, es decir, los efectos "informativos" de las sustancias activas.

En esta publicación, analizaremos brevemente una de sus publicaciones, en la que el Dr. Kravkov (en la imagen de la Fig. 1) investiga el efecto de diferentes venenos en los vasos sanguíneos de orejas de conejo aisladas. El manuscrito fue escrito originalmente en alemán y publicado en 'Zeitschrift f.d. gesamte experim. Medicin, XXXIX, H. 3/6 '.

Fig. 1. Foto de grupo de estudiantes y profesores de la Academia Médica Militar Imperial de Rusia. El Dr. Kravkov se encuentra en el centro de la foto (detrás del conejo).



Diseño Experimental


Para estudiar el efecto de diferentes venenos en los vasos sanguíneos de una oreja de conejo aislada, el Dr. Kravkov y sus colaboradores desarrollaron un protocolo experimental altamente específico (Fig. 2). De hecho, los investigadores tardaron algunos años en lograr resultados estables y fiables. En general, en el diseño se utilizó sangre de la oreja de conejo lavada con líquido Ringer-Locke (R-L) y luego, se insertaba una cánula de vidrio en la arteria. Esta cánula estaba conectada a dos buretas: una de las buretas contenía líquido R-L no venenoso, mientras que la otra tenía líquido R-L que contenía el veneno que se estaba investigando. El líquido R-L no venenoso pasaría primero a través del vaso sanguíneo, seguido por el líquido R-L venenoso. Los investigadores contaron la cantidad de gotas que gotearían desde el final del vaso sanguíneo por minuto. Cuantas más gotas por minuto, más ancho era el vaso sanguíneo.

Fig. 2. Representación esquemática del diseño experimental utilizado para realizar la investigación.



El Efecto de Venenos Altamente Diluidos


Los diferentes venenos actúan de manera diferente en los vasos sanguíneos: algunos de ellos dilatan los vasos sanguíneos en concentraciones altas y los estrechan en concentraciones bajas, mientras que otros hacen lo contrario. Por ejemplo, los compuestos vasoconstrictores como la adrenalina y la histamina dilatan los vasos sanguíneos en concentraciones bajas y los estrechan en concentraciones más altas. Por otro lado, hay sustancias como el cloroformo y el éter que dilatan los vasos sanguíneos en concentraciones elevadas y los estrechan en concentraciones más bajas. En cualquier caso, a medida que el veneno se diluye, pierde gradualmente su efecto hasta alcanzar un período de neutralidad (es decir, un período de inactividad completa). Se podría presuponer que con diluciones cada vez mayores, la neutralidad permanecería; sin embargo, esta suposición resultó ser incorrecta. Con más diluciones, se determinó que los venenos se activan nuevamente y hacen que los vasos sanguíneos se estrechen y dilaten (Fig. 3). Este hecho tan específico se dio en todos los venenos, es decir, con todas las sustancias investigadas se observa el mismo efecto y, por lo tanto, pierden su especificidad a altas diluciones. Cabe señalar que los venenos investigados todavía eran activos a una concentración de 10-32, es decir, aproximadamente 1 molécula en unos pocos litros de solución.

Fig. 3. Representación general de cómo los venenos afectan a los vasos sanguíneos a diferentes concentraciones.


Con respecto a este fenómeno, el Dr. Kravkov lo describió que “podemos asumir que los venenos en diluciones extremadamente altas se convierten en algo así como estimuladores protoplásmicos especiales, haciendo que vibren en una u otra dirección, con energía específica dentro de su vida fisiológica. Obviamente, la molécula de veneno en tales diluciones parece "fundirse" de manera gradual e infinita e informar a la solución con algunas propiedades especiales siendo esto común a todas las sustancias investigadas. Por tanto, lo que se está tratando aquí  es la transformación de la materia en energía, la cual es detectada por el protoplasma viviente ”.

A fin de cuentas, el Dr. Kravkov descubrió que los tejidos vivos son capaces de detectar y reaccionar ante mínimas cantidades de veneno.

Efectos Remotos de Metales


El Dr. Kravkov continuó sus investigaciones sobre el efecto intangible de las sustancias al analizar el efecto de las soluciones de radio (radón) que emanaban de los vasos sanguíneos. Es bien sabido que el radón es un gas altamente radiactivo y extremadamente inestable que se descompone gradualmente cada segundo para formar átomos de nuevas sustancias, que también están sujetas a una mayor descomposición. Los procesos de desintegración secuencial van acompañados de la emisión de rayos alfa, beta y gamma, así como de la generación de calor. En esta investigación en particular, se encontró que la emanación de radón dilata significativamente los vasos sanguíneos. Dado que las partículas positivas y negativas se forman como resultado de la desintegración del radón, el Dr. Kravkov asumió que el efecto en los vasos sanguíneos fue debido a la transformación de la materia en energía eléctrica. Basándose en esta suposición, trató de examinar los efectos de los metales a distancia en los vasos sanguíneos. Para ello, comparó el efecto de las planchas de cobre con las de papel, este último utilizado como control. Las placas se colocaron a 0,5 a 1 cm de la oreja de conejo. Se observó que cuando se aplicaba en la placa de cobre, los vasos sanguíneos se estrechaban y una vez retirada la placa, los vasos sanguíneos se dilataban inmediatamente hasta alcanzar el tono vascular inicial (Fig. 4).

Fig. 4. El efecto de las placas de cobre colocadas a aproximadamente 1 cm de la oreja del conejo en sus vasos sanguíneos.


Según el Dr. Kravkov, los hallazgos de los experimentos con metales ilustraron el hecho de que "existe una influencia real de los metales a distancia y la transferencia de energía a través del aire".

El Dr. Kravkov explicó los hallazgos generales y afirmó que “el efecto de las sustancias en el cuerpo es mucho más amplio y más diversificado que el que ocurre con su efecto farmacológico específico sobre ciertos órganos y tejidos. Podemos pensar que el protoplasma viviente, siendo el más complejo de todos los compuestos conocidos, es un complejo físico-químico, altamente móvil, dinámico e influenciado constantemente por la energía eléctrica producida por la transformación continua de sustancias ambientales, incluso si son en cantidades infinitamente pequeñas que no se pueden determinar ni química ni fisicoquímicamente. La influencia de este flujo continuo de energía subyace en la vida del protoplasma y sus manifestaciones ”.



Credenciales fotográficas:
Foto de título: https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=43821837
Figura 1: https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=42446278
3
16408

Nikolai P. Kravkov: Influencia Informativa de los Agentes Farmacológicos en los Tejidos Biológicos
Replies
Jul 05, 2019
La física es simple y clara: isómeros de espín y SI = Tecnologías basadas en resonancia paramétrica no lineal de N. Tesla http://eng.ikar.udm.ru/files/pdf/sb68-10_en.pdf
Mostrar original
0 replies
Ocultar sección
Show modal